Remedios para la glaucoma

Remedios para la glaucoma

EI glaucoma es una enfermedad que afecta al nervio óptico y es una de las principales causas de ceguera total en personas mayores de 40 años que se podría evitar con una detección a tiempo.

El glaucoma se origina por la presencia de un exceso de líquido (humor acuoso) dentro del globo ocular (que es como una pequeña pelota blanca) lo que causa una presión por encima de lo normal (presión intraocular no confundir con presión arterial); situación que provoca un daño del nervio óptico.

La acumulación de líquido se debe a que existe demasiada producción de fluido o a un drenaje inadecuado de éste. Por ello, se presentan dos tipos principales de glaucoma:

De ángulo abierto: Ocurre cuando la entrada de líquido en el globo ocular es excesiva lo que aumenta la presión. El daño es lento y es difícil que la persona lo note inicialmente (asintomático)pero, a medida que la enfermedad evoluciona, observará un “oscurecimiento” de la visión periférica (visión en túnel). Otros síntomas son dolores de cabeza leves, pero crónicos, necesidad de cambiar frecuentemente la prescripción de los lentes y/o ver halos alrededor de la luz eléctrica. Esta forma de glaucoma representa el 90% de todos los casos

De ángulo cerrado: Ocurre cuando los conductos oculares que permiten la salida de fluidos se constriñen o se endurecen lo que produce un exceso de líquido que no pueda salir con facilidad del globo ocular. Suele provocar dolor en el ojo (especialmente durante la mañana), visión borrosa, ver halos alrededor de las luces, e incapacidad de las pupilas de adaptarse a la oscuridad. Igualmente, se puede sufrir de dolor fuerte en las sienes y vómitos.

LEER:  Natural eye masks to get rid of dark circles

Los factores de riesgo para desarrollar glaucoma son:

  • Diabetes
  • Miopía severa
  • Antecedentes familiares de glaucoma,
  • Tomar medicamentos corticosteroides principalmente en forma de gotas (colirios), ya que destruyen las estructuras colágenas del ojo.
  • Fumar
  • Migraña
  • Hipotensión (especialmente la diastólica)
  • Lesiones oculares previas o una intervención en el ojo.

Además, es importante señalar que, según estudios realizados recientemente, la apnea del sueño puede hacer que la progresión del glaucoma sea más rápido.

Remedios populares

Remedio para la glaucoma #1 Verter 2 cucharadas de semillas de hinojo en 1 taza de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar refrescar.  Tomar 1 o 2 tazas diarias.

Remedio para la glaucoma #2 Hervir, durante 5 minutos, 1 cucharada de muérdago seco en 1 taza de agua.  Pasado ese tiempo, retirar del fuego y dejar refrescar.  Tomar 1 taza diaria.

Remedio para la glaucoma #3 Lavar, pelar y picar 2 zanahorias grandes y colocar en una licuadora junto con 1 vaso de agua.  Tomar un vaso de este jugo al día.  La vitamina A de la zanahoria es esencial para la formación de pigmento purpúrico visual, sustancia necesaria para la visión nocturna.

Remedio para la glaucoma #4 Practicar gimnasia ocular Para ello, se debe parpadear 20 veces durante un minuto, seguidas de respiraciones profundas (repetir el remedio varias veces por día).

Remedio para la glaucoma #5 Lavar un puñado de arándanos y colocar en una licuadora junto con medio vaso de agua.  Licuar y tomar un vaso al día.  Los arándanos contienen flavonoides que son nutrientes necesarios para evitar que los ojos sufran aún más daño. También sirve para la retinopatía diabética.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.