Remedios caseros para el dolor en los SENOS

Notar molestias en los senos es algo frecuente en la mujer, especialmente, en determinadas etapas, como puede ser la pubertad, durante el ciclo menstrual, el embarazo o la llegada de la menopausia. Aunque en la mayor parte de casos, es únicamente una leve molestia que desaparece por sí sola al cabo de poco tiempo, es fundamental no ignorarla y acudir al médico si se presenta de forma intensa o acompañada de otros síntomas. Además de dolor, es posible experimentar sensibilidad e hinchazón en la mama, lo que puede llegar a ser verdaderamente molesto. En el siguiente artículo de unComo, te mostramos una selección de los mejores remedios caseros para el dolor de senos.Recuerda que debes utilizarlos siempre como un complemento al tratamiento médico si existe, pero en ningún caso como sustitutos

REMESIOS CASEROS PARA EL DOLOR DE SENOS

  1. El vinagre de manzana es un producto natural con muchísimos beneficios para la salud y últimamente se ha empleado para tratar múltiples dolencias. Entre sus propiedades más apreciadas, encontramos las antiinflamatorias, por lo que si lo aplicas sobre los senos te ayudará a reducir la hinchazón y a librarte de los dolores y la sensibilidad extrema de forma más rápida.

El tratamiento a seguir es muy sencillo, únicamente debes verte un poco de vinagre de manzana sobre unas gasas limpias y colocarlas sobre los senos dejando que reposen durante 15 o 20 minutos. Otra opción es la de realizar masajes circulares en la zona untando vinagre de manzana durante algunos minutos. En este caso, deberás hacerlo con muchísima suavidad y preferiblemente con movimientos circulares.

  1. La onagra está considerada como la planta de la mujer, pues ha resultado ser una opción increíble para tratar dolencias relacionadas con el ciclo menstrual, el síndrome premenstrual y la menopausia. Nosotros te recomendamos que te aproveches de todos sus beneficios a través del aceite de onagra, el cual cuenta con un alto contenido en ácido gamma-linoléico, que es excelente para estimular la formación de la hormona prostaglandina E y reducir los procesos inflamatorios. Vierte un poco de este aceite en la palma de tus manos, frótalas para calentarlo ligeramente y realiza masajes circulares sobre los senos con molestias.

Además de ayudarte a calmar esta dolencia, también te servirá para hacer frente a otros síntomas propios de los días previos a la menstruación, como la hinchazón abdominal, los dolores de cabeza, la irritabilidad, el nerviosismo, etc. Puedes consultar el artículo Cómo tomar onagra para regular la regla.

  1. ¿Sabías que las hojas de col son de los mejores antiinflamatorios naturales a los que podemos acudir? Así es, son muy buenas para reducir los dolores cuando los senos se encuentran inflamados o se experimentan molestias durante el periodo de lactancia o el padecimiento de mastitis.

Lava unas hojas de col y colócalas sobre las mamas dejando que actúen durante algunos minutos. También puedes machacar las hojas previamente, ponerlas sobre la zona con dolor y cubrir con una especie de venda o un poco de tela.

  1. Hay infusiones que tienen propiedades antiinflamatorias, calmantes y relajantes que pueden dar buenos resultados como remedio casero para el dolor de senos, así como para aliviar otros síntomas que se experimentan durante el periodo de ovulación o la menstruación. Estas son:
  • Infusión de tomillo: el tomillo es antibacteriano y desinflamante, por lo que una excelente opción sobre todo para el tratamiento de la mastitis.
  • Infusión de romero: ayuda a reducir los dolores en las mamas y la hinchazón gracias a las sustancias antiinflamatorias que posee.
  • Infusión de dong quai: el dong quai es una planta que actúa como un poderoso regulador hormonal y ayuda a aliviar dolores de senos, cólicos abdominales y otras dolencias propias de etapas como el ciclo menstrual o la menopausia.

LEER:  Como sacar las piedras de los riñones

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.