El poder de la palabra, interesante saber como hablamos y que decimos

El poder de las palabras es parte de la comunicación, cada letra, cada sonido, su armonía tiene una resonancia en nuestro interior.

Las palabras adquieren vibración dentro nuestro al darles sentido, emoción, sentimiento, las transformamos en energía en acción.

Es tan grande el poder de las palabras que modifican estructuras atómicas, eso queda muy claro en las investigaciones del japonés Masaro Emoto sobre los mensajes del agua. Nos mostró como los sonidos, las ideas, las palabras, la música tienen efectos sobre las moléculas de agua. Si pensamos que nuestro cuerpo biológico es 65% agua, ya podemos imaginar el efecto que palabras destructivas pueden ocasionar.

Cuando pensamos en palabras pensamos automáticamente en interactuar con el otro, pero eso es un engaño, nuestro diálogo comienza siempre en nuestro interior.

Nuestro diálogo interno es formado de palabras, que provocan emociones, que a su vez formaran nuestra creencias, que se plasmarán en actitudes, acciones y luego en realidad.

El conocimiento del poder de la palabra es tan antiguo como la humanidad, en muchos libros sagrados de diferentes civilizaciones está presente.

La tradición kabalistica da enorme importancia al poder de las letras, dice que que una letra es igual a un número, que es una señal, una energía.

La leyenda kabalística sobre la creación trae a las letras como coprotagonistas del relato junto a la Divinidad. Las letras son la energía en movimiento presente en la creación Divina.

La Divinidad lleva a modo de corona el alfabeto hebreo. El hebreo (como otros alfabetos antiguos)es considerado alfabeto sagrado, en donde cada letra tiene una simbología por si misma que hace que su aparición en el texto bíblico de génesis no sea aleatorio. Una de las partes de estudio de la kaballah es la guematría, el estudio numérico de las palabras, sus combinaciones, la semejanza numérica (energética) entre la raíz de cada palabra y sus asociaciones unas con otras, también la interpretación de esas combinaciones.

LEER:  La vitamina B y su función en el cuerpo, y en cuáles alimentos la encontramos

En las filosofías orientales vemos el uso de mantras, frases con poder de despertar, conducir y sanar energías, calmar la mente, disipar emociones de sufrimiento, son usados para meditación por medio de cantos o simplemente repeticiones.

En las terapias energéticas y psicológicas las palabras son importantísimas para análisis, observación y trabajo para ayudar a las personas a superar sus dificultades, sufrimientos y heridas.

Sabiendo ahora todo esto debemos entender que somos responsables del efecto que nuestras palabras causan, conscientes de que son portadoras de un poder que puede construir o destruir, pueden acariciar, amar o causar daño y sufrimiento.

Empieza por usar buenas palabras contigo mismo, acariciando y nutriendo tu alma para que florezca en todas sus posibilidades, se haga presente. Se amable contigo, con el otro y las palabras fluirán directo del corazón llevando, expandiendo vibraciones de amor, bienestar y armonía.

Como todos los viernes, nos despedimos para desearte un fin de semana armonioso y relajado.

Hoy te regalamos los textos sobre comunicación interior y centro energético laríngeo que fueron publicados en Espacio Somos Armonia y reproducidos en Tiempo Terapéutico en facebook y un video de música para meditación para el centro energético laríngeo y una meditación guiada

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.