Porque no debo consumir sal en exceso efecto secundario de la sal

El consumo de sal en exceso tiene efectos derivados y relacionados a la circulación. Entre ellos destacan la hipertensión arterial, los infartos de miocardio y la insuficiencia cardíaca.

Puede causar también accidente cerebrovascular, embolias, hemorragias cerebrales e ictus, que trae como consecuencia secuelas físicas y neurológicas graves y permanentes.

Esto se produce, principalmente, porque la sal dificulta la función de los riñones. La función de filtrado renal se ve perjudicada ante mucha sal, potenciando asimismo la hipertensión arterial en un círculo vicioso.

Además de por lo ya mencionado, ingerir mucha sal puede predispone a la formación de piedras o cálculos renales.Disminuye la cantidad de calcio presente en el cuerpo y sobre todo en los huesos, provocando osteoporosis. También causa retención de líquidos, empeorando el funcionamiento no sólo de los riñones, sino del corazón y el hígado. Provoca edemas o hinchazones en los tobillos y las piernas.

La ingesta de mucha sal puede sobrecargar tus riñones.

Aparición de tumores

Ingerir mucha sal puede favorecer la aparición de ciertos tipos de tumores, como ser el cáncer de estómago, ya que la comida muy salada irrita y erosiona las paredes estomacales. Esto provoca lesiones, úlceras, infecciones, indigestión, etc.

Sobrepeso y obesidad

Cuando tomamos mucha sal, aumenta la sed y, normalmente, ésta no es saciada con agua. Se suele saciar con bebidas azucaradas (que provocan más sed todavía por la gran cantidad de glucosa y gas). Su consumo continuado y excesivo desequilibran el balance entre calorías ingeridas y calorías consumidas, predisponiendo al sobrepeso.

LEER:  La vitamina B y su función en el cuerpo, y en cuáles alimentos la encontramos

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.