7 Maneras de curar tu digestión naturalmente, descubrelo aqui

La salud digestiva es crucial para tu salud y bienestar general. Una de las razones es que alrededor del 80% del sistema inmunológico se encuentra en el intestino. Si descuidamos algún trastorno digestivo, puede manifestarse en condiciones crónicas de salud.

En nuestra vida moderna, casi todo el mundo sufre con una flora intestinal comprometida. Cuando tu sistema digestivo está apagado, podrías sufrir de algún tipo de trastorno digestivo como síndrome del intestino irritable, hinchazón, estreñimiento diarrea, acidez, reflujo o gas.

 

7 Consejos para curar tu digestión de forma natural

1. Desintoxicación: Reinicia tu sistema digestivo

Hacer una desintoxicación es una gran manera de restablecer todo el sistema digestivo. Cuando te desintoxicas y luego comes ligero, la permites a tu cuerpo centrarse en sanarse desde adentro.

Una muy buena forma de desintoxicación es agregar hierbas, como diente de leono cardo mariano a tu dieta o rutina de suplementos. Además de ésto, consumir sopas nutritivas, caldo de huesos, ensaladas y jugos recién exprimidos.

Incluye jugo de sábila en tu desintoxicación, ya que tiene increíbles propiedades desintoxicantes. Cuando lo tomas internamente ayuda de manera poderosa a desintoxicar el cuerpo y calmar la inflamación interna del revestimiento digestivo.

Es importante saber que tu cuerpo siempre se está desintoxicando naturalmente, pero ayudándolo le das la oportunidad de liberar el exceso de toxicidad que ha sido absorbido de los alimentos procesados, metales pesados, toxinas ambientales y toxicidad emocional y espiritual.

Síndrome de intestino irritable, eczema, agotamiento, baja energía, apatía, asma y alergias alimentarias, pueden ser síntomas de exceso de toxicidad.

2. Enfócate en consumir alimentos reales

Basa tu alimentación en alimentos reales, enteros . Los reales son los alimentos que son reconocidos por tu cuerpo y se pueden descomponer fácil y naturalmente. Estos alimentos provienen de la naturaleza y son hechos por la naturaleza.

Al mismo tiempo, evita los alimentos falsos. Esto incluye alimentos con marcas, procesados y rápidos, ya que estos tipos de “alimentos” se hacen en un laboratorio y se venden con enormes presupuestos de mercadeo.

Los alimentos falsificados son extremadamente tóxicos para tu sistema digestivo, ya que son altos en sal, azúcar y aceites refinados. Tu cuerpo no reconoce los alimentos falsos y no puede digerirlos correctamente.

3. Reduce el estrés crónico

El estrés crónico tiene la capacidad de interferir con tu sistema digestivo y su proceso de digestión. Considera la posibilidad de suplementarte con magnesio y vitaminas E y zinc.

Hay muchas maneras de reducir el estrés y sólo tienes que encontrar una manera que funcione para tí. Algunas opciones son: hacer meditación guiada, respiración profunda, yoga, caminar, dormir regularmente, bailar, tocar música, o simplemente toma conscientemente tiempo cada día para relajarte.

LEER:  Descubre el poder curativo de esta planta

4. Consume alimentos fermentados

Comer alimentos fermentados es uno de los grandes secretos de curación de la naturaleza. Cuanto mayor sea la variedad de alimentos fermentados que puedas incluir en tu dieta, mejor. Cada tipo de alimento fermentado tiene el poder de inocular tu intestino con una variedad de diferentes microorganismos saludables. Comer alimentos fermentados comenzará a regenerar tu flora intestinal de forma natural.

Los alimentos fermentados son altos en ‘bacterias buenas’. Sólo necesitas comer una pequeña cantidad de verduras fermentadas o alimentos cultivados al día. Trata de consumirchucrut, yogur, kéfir, verduras fermentadas, kimchi, kéfir de coco o kombucha (una bebida gaseosa).

Si tienes un trastorno intestinal severo, consume caldos con pequeñas cantidades de alimentos fermentados. Proporciónale a tu intestino tiempo para que su ambiente interno cambie y para que tu sistema digestivo se vuelva más fuerte y saludable.

5. Reduce la inflamación intestinal

Cuando estés teniendo trastornos digestivos, esto significa que necesitas reducir la inflamación estomacal. El aminoácido L-glutamina ayuda a sanar tu sistema digestivo. La glutamina es uno de los nutrientes más importante que puedes darle al cuerpo, ya que apoya la reparación y regeneración de la guarnición intestinal.

Las fuentes dietéticas de L-glutamina incluyen carne, pollo, pescado, huevos, leche, productos lácteos, repollo, remolacha, frijoles, espinacas y perejil. También se encuentran pequeñas cantidades de L-glutamina en jugos de vegetales, aunque también puedes optar por consumirlo en suplemento.

Los probioticos como suplementos dietéticos se encuentran disponibles fácilmente. Asegúrate de tomarlos en gran cantidad (50 billones). Estas cultura in vitro te aseguran que obtendrás resultados efectivos y cambiarán la salud de tu intestino.

6. Escucha tu cuerpo

Tu cuerpo es único y diferente, así que lo que es correcto para otros, puede no ser adecuado para tí. Aprende a escuchar tu cuerpo así podrás comer lo que necesita, interpreta el lenguaje que habla y proveéle los nutrientes para que puedas experimentar una salud vibrante.

Haz a un lado el dogma de la dieta y las tendencias populares de los alimentos. En su lugar, aprende a cómo amar y ser amigo de tu propio cuerpo, de modo que entiendas el lenguaje que tu cuerpo habla, y puedas saber lo que quiere, así como lo que no.

7. Trabaja con tu guía interior de sanación

Tómate el tiempo para escuchar tu cuerpo y utilizar estos 7 consejos de curación naturales los cuales reequilibrarán tu cuerpo y curarán tu sistema digestivo. Verás que puedes curarte a tí mismo desde adentro.

Con el tiempo, te convertirás en el experto de tu propio cuerpo porque, nadie conoce tu cuerpo mejor que tú

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.