Remedios caseros antisepticos para sanar heridas

Te contamos algunas alternativas antisépticas naturales para tratar las heridas superficiales

  1. Miel de abeja.

Sus componentes luchan contra los microbios, limitando su crecimiento y formando una barrera que protege la herida de infecciones. Además por la acción de sus enzimas y antioxidantes, promueve la reparación de las células y acelera la cicatrización.

2. Cebolla.

Gracias a la presencia de componentes azufrados en su composición, la cebolla provee grandes beneficios antisépticos que pueden ser aprovechados para recetas curativas caseras o a la hora de desinfectar y proteger la herida de infecciones. El jugo que desprende sirve a manera de barrera protectora contra las bacterias y potencia la reparación de los tejidos afectados.

3. Ajo.

Rico en propiedades anti fúngicas y antibiótica que protege las heridas de la acción de hongos y virus. Los jugos que segrega, como los de la cebolla, tienen propiedades sulfurosas con sus mismas cualidades; además alteran el ambiente que necesitan los microorganismos externos para crecer en la herida.

  1. Orégano.

Ya sea en las hojas o en su aceite se pueden encontrar recetas curativas caseras con propiedades que atacan a las bacterias y que fungen como antisépticas en el cuidado de las heridas.

  1. Aloe vera.

Los cristales extraídos de la penca, actúan como un hidratante que con sus nutrientes protegerán las heridas de infecciones por microbios. Esta receta curativa casera puede ser aplicada directamente sobre la piel para aprovechar su efecto desinflamatorio, disminuir el riego de que se infecte y acelerar el proceso de cicatrización.

  1. Limón.

Puede que no a muchos le entusiasme esta opción por el ardor que la acidez del jugo de limón puede provocar en las heridas, a pesar de esto, el limón tiene excelentes elementos antisépticos que son de gran ayuda a la hora de acabar con los microbios y agentes perjudiciales de índole externo. Aunque es recomendado para cortes y roces, las quemaduras no deben ser tratadas con limón.

LEER:  Frutas para el estreñimiento

7. Lavanda.

Puede aplicarse en aceite o como infusión, así, no solo se aprovechara sus propiedades relajantes, sino que también, se evitaran infecciones por su poder antiséptico y su capacidad desinflamatoria en las lesiones cutáneas.

8. Tomillo.

Ya sea de las hojas como tal, o de sus extractos, el tomillo es una muy buena opción para prevenir infecciones en el cuidado de lesiones cutáneas.

  1. Propóleos de abeja.

Las abejas lo utilizan para cerrar los orificios que se abren en las colmenas, evitando que entren agentes externos. Así mismo, funciona como barrera en las heridas de la piel.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.