6 remedios caseros para limpiar tu piel

Remedios caseros para acabar con las manchas en la cara

1. Mascarilla de pepino

Esta mascarilla es ideal para acabar con las manchas oscuras, y es muy sencilla dado que solo necesitas un pepino, unas gotas de jugo de limon y una cucharada de miel.

Para prepararla, ralla el pepino o tritúralo con la ayuda de la batidora y añade a la mezcla las gotitas del zumo de limón y una cucharadita de miel, removiendo para que se integre perfectamente. Pon esta mezcla sobre la piel de tu rostro limpia y seca y deja actuar por lo menos durante 15 o minutos antes de retirar con abundante agua fresca.

Puedes aplicarte esta mascarilla unas tres o cuatro veces por semana para notar los resultados, y dado que lleva limón, procura aplicártela sólo por las noches para que no te de el sol, ya que podrían aparecer nuevas manchas.

2. Crema blanqueadora casera

Si tus manchas son muy oscuras, puedes probar esta crema, ya que gracias al agua oxigenada y al limón, que son blanqueantes naturales, te ayudarán a difuminar poco a poco esas manchas.

Para prepararla necesitas unas gotas de agua oxigenada, dos cucharadas de leche en polvo, unas gotas de glicerina vegetal y unas gotas de jugo de limón. Pon los ingredientes en un cuenco y mezcla bien hasta que obtengas una pasta untuosa. Aplica esta pasta sobre tu piel limpia y seca antes de irte a dormir, sobre todo donde tengas las manchas. Por la mañana, limpia bien tu rostro para retirar los restos de la crema antes de aplicarte tu hidratante habitual.

Puedes aplicarte esta crema todas las noches y en poco tiempo notarás los resultados.

3. Crema nutritiva de limón y avena

Los beneficios nutritivos de la avena se verán reforzados por las propiedades blanqueantes y purificantes del limón, por lo que tendrás en esta combinación una buena aliada para eliminar las manchas en la piel.
Para preparar esta crema necesitas un cuarto de litro de agua mineral, una cucharadita de zumo de limón recién exprimido y una cucharada de copos de avena muy finamente molidos. Mezcla los ingredientes en un cuenco hasta que se integren bien y aplica la mezcla sobre la piel de tu rostro limpia y seca dejando actuar por lo menos durante 15 minutos antes de retirar con abundante agua fría.

Puedes aplicar este remedio todos los días de la semana al menos durante una semana y dejar descansar la piel al menos durante un par de ellas antes de volver a aplicarlo. Como lleva limón, es preferible que lo hagas por la noche antes de irte a dormir.

LEER:  Si tienes problemas de audición en tu oídos este método casero es tu solución aunque tenga 60 años ,Descúbrelo aqui

4. Mascarilla de miel y cúrcuma

Las buenas propiedades de la mielpara cuidar tu piel junto con las propiedades especiales de la curcuma

hacen de esta combinación una buena aliada para eliminar las manchas al mismo tiempo que te ayuda a nutrir y desinflamar la piel, por lo que puede ser aplicada en casos de piel delicada o con ezcema. Además, esta mascarilla, está especialmente recomendada en caso de manchas de un color más claro que tu tono de piel.

Para preparar la mascarilla tienes que mezclar unas dos cucharadas de miel de calidad con cúrcuma en polvo hasta que consigas una textura espesa. Aplica esta mascarilla sobre la piel de tu rostro limpia y seca y deja actuar durante una media antes de retirar bien con agua tibia.

Puedes aplicarte esta mascarilla dos o tres veces por semana y poco a poco notarás los resultados.

5. Mascarilla de naranja y leche

Para preparar esta crema que además es muy aromática, necesitas coger la piel de una naranja y exponerla al sol hasta que se seque bien (pueden pasar algunos días o semanas). Un vez que ya esté bien seca, tienes que triturarla con un molinillo de café o con la batidora, hasta que obtengas un polvo fino. Mezcla dos cucharadas de este polvo con una cucharada de leche y unas gotas de glicerina y remueve bien hasta que obtengas una mezcla homogénea.

Cuando la mezcla esté homogénea, puedes aplicarla sobre la piel de tu rostro limpia y seca y deja actuar hasta que se seque, y a continuación, retírala con abundante agua tibia.

Puedes aplicarte esta mascarilla una par de veces por semana y en poco tiempo notarás los resultados.

6. Tónico refrescante de pepino, limón y agua de rosas.

También puedes probar con esta loción que resulta muy refrescante y tonificante, y está especialmente recomendada si tu piel es grasa. Va muy bien en épocas de calor, pero aplícala por la noche para evitar que con el limón salgan nuevas manchas por efecto del sol.

Para prepararla necesitas media taza de jugo de pepino, dos cucharadas de zumo de limón, una cucharada de glicerina vegetal y media taza de agua de rosas. Mezcla bien los ingredientes en un bote que puedas cerrar para agitar y mezclar bien. Puedes aplicarte la loción por las noches preferiblemente con la ayuda de un algodón o rociándola por la piel de tu rostro limpia y seca. Puedes aplicarte a continuación tu hidratante habitual sin necesidad de aclarar.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.